booked.net
WhatsApp
Metallica reivindicó su potencia ante el público argentino

La banda liderada por James Hetfield se presentó en el Campo Argentino de Polo con entradas agotadas.

Por Agustín "Pato" Rabbat. Especial desde Buenos Aires.

Tuvieron que pasar 5 años y una pandemia de por medio para que Metallica volviera a nuestro país. Más de 60 mil personas se agolparon en los alrededores del Campo Argentino de Polo para ver una de las bandas más importantes del trash metal. 

A las 18.30hs, la argentina Marina Fages abrió el escenario, para luego darle lugar a Greta Van Fleet, banda estadounidense en ascenso que combina sonidos similares a los de Led Zeppelin.

Con el caer de la noche y algunas nubes que amenazaban con lluvia, la introducción de  The Ecstasy of Gold  de Ennio Morricone combinado con una proyección en las pantallas, dio paso al comienzo con el aplastante Whiplash . El décimo show de Metallica en Argentina ya estaba en marcha.

Ride The Lightning fue el segundo tema de una noche que pintó para quedar en la historia. “La familia de Metallica, Buenos Aires… La familia Es bueno verte” decía Hetfield mientras el público deliraba. Fuel y Seek and Destroy sacudieron a todos los presentes, sumando las llamas saliendo desde las torres de iluminación y por encima del escenario que calentaban el ambiente.

Una gran cantidad de teléfonos apuntaban al escenario donde las proyecciones y el juego de láseres hicieron aún más épico un clásico como One

Con un sonido estruendoso y una puesta impresionante, James Hetfield, Kirk Hammett, Lars Ulrich y Robert Trujillo hipnotizaron a todos los presentes con la balada The Unforgiven

“Oleee oleee oleee… Meta…llica” cantaban los fanáticos entre los temas, mientras Hetfield tomaba mate. Para el cierre sonó Master of Puppets y sus estruendosos 8 minutos y medio. Las pantallas prendidas se combinaron con la puesta del escenario formando la palabra Metallica.

Momento de bises con Spit Out The Bone , una balada poderosa como Nothing Else Matters , y el final con Enter Sandman, clásico inagotable que llevó a Black Álbum a ser uno de los más vendidos de la banda.

Luego de repartir púas y baquetas, cada integrante le dedica unas palabras a los presentes. Allí Robert Trujillo se animó al “Vamos vamos Argentina, vamos vamos a ganar, esta banda quilombera no te deja, to de deja de alentar…” .

Final de una noche que quedará en la historia, el reencuentro de Metallica y el público argentino.